BARCELONA mi alma! 2016

Portada

Parc de la Ciutadella
Jardines, historia y arte


Este entrañable lugar ocupa los terrenos de lo que fuera la antigua Ciudadela construida por el rey Felipe V para dominar a la población, tras ganar la ciudad el 11 de septiembre de 1714. En este plano de Barcelona en el año 1806 vemos ya la Ciudadela integrada dentro de las murallas de la ciudad.

La recuperación de estos terrenos permitió crear un gran espacio verde muy necesario en la Barcelona cada vez más masificada de desarrollo industrial. Proyectado en 1872, el trazado original se modificó para que pudiera tener lugar la Exposición Universal de 1888 y, más tarde, para ubicar las instalaciones del Zoo de Barcelona que ocupa unas 13 hectáreas del parque.

Por la entrada principal del Passeig de Picasso se llega a un grupo de edificios que formaron parte de la Ciutadela original. Una pequeña capilla, el antiguo palacio del gobernador, que ahora ocupa el IES Verdaguer y el edificio que fuera el arsenal es ahora la sede de El Parlament de Catalunya desde donde se sigue controlando a toda la ciudadanía, aunque de una manera un poco más civilizada. La fuente ovalada del frente del Parlament está en en La Plaça de les Armes y esta coronada por la magnífica escultura modernista El Desconsol (1907) de Josep Llimona.

El Parlament de Catalunya

El Desconsol
El parque tiene amplias zonas de césped y grandes paseos con árboles alineados a ambos lados. El Estany es un lago artificial ideal para sentarse a tomar un respiro, alquilar una barca o ver muy de cerca los patos que habitan sus aguas y que harán las delicias de los más pequeños.

Como escenario de la Exposición Universal de 1888, conserva interesantes piezas modernistas y aunque la mayor parte de las construcciones de la exposición no estaban concebidas para perdurar en el tiempo, algunos de los pabellones todavía permanecen en pie. Entre ellos destaca el fascinante Castell dels Tres Dragons de Domènech i Montaner, diseñado para albergar el café-restaurante de la exposición.
El parque, que en el año 1951 fue declarado monumento histórico-artístico, está considerado como un museo al aire libre por la profusión y calidad de las esculturas, obras de Frederic Marès, Eusebi Arnau, Josep Clarà, Josep Llimona, Pau Gargallo y Manuel Fuxà, entre otros. Junto con las de grandes artistas, hay esculturas muy populares, como el gran mamut de piedra de 1907 y La dama del paraguas, ubicada encima de una fuente ornamental, y que durante muchos años fue uno de los símbolos de Barcelona.


1 comentario:

Neus. La meva Barcelona. dijo...

Qué chulas las panorámicas! Bonitas fotos!

Entradas populares

…¡Barcelona mi alma! Adoro Barcelona! Fue un amor a primera vista… Bajé en La Plaza Cataluña y di un paseo por El Barrio Gótico. De repente me sumergí en la historia pura...Calles estrechas y oscuras, la Catedral, las murallas... Olvidé que estaba entre centenares de turistas de todo el mundo, estaba en una ciudad medieval. Me acerqué al mar que murmuraba sus secretos que no conseguí descifrar... Me abrazó la brisa y acarició mi piel. ¡Qué maravilla! Mar, sol, tranquilidad… Por Las Ramblas volví a la Plaza y subí por El Paseo de Gracia. No había encontrado en ningún otro lugar del mundo una cuidad con una arquitectura tan espléndida. Es el museo bajo el cielo...

"...Esta ciudad es bruja, ¿sabe usted, Daniel?
Se le mete a uno en la piel y le roba el alma
sin que uno se de cuenta..."
"La sombra del Viento" · Carlos Ruíz Zafón